Mas cerca del almacenamiento computacional

  • Noticias y Actualidad

Memoria computacional_LANES_1

El desarrollo del almacenamiento computacional avanza a buen ritmo, y ya existen especificaciones muy completas sobre cómo deben ser los diferentes dispositivos basados en este concepto. Esta tecnología supondrá una gran disrupción en la informática, ya que permitirá acercar el procesamiento de datos a donde están almacenados, aligerando la carga de trabajo de la CPU y acelerando muchas aplicaciones distribuidas.

En los últimos años el concepto de almacenamiento computacional ha evolucionado mucho, gracias a la contribución de impulsores como la Iniciativa de Computación, Memoria y Almacenamiento (CMSI) de la Asociación de la Industria de Redes de Almacenamiento (SNIA). Como explica en un artículo reciente de Forbes su colaborador Tom Coughlin, presidente de Coughlin Associates, su definición de esta tecnología es una arquitectura que proporciona funciones de almacenamiento computacional (CSF) acopladas al almacenamiento, descargando el procesamiento del host o reduciendo el movimiento de datos.

El resultado es que se acercan los recursos de procesamiento al lugar donde se almacenan los datos, reduciendo la carga de trabajo de la CPU del sistema, acelerando el procesamiento de datos y reduciendo el consumo energético gracias a un menor movimiento de datos. Estas ventajas hacen muy atractiva esta tecnología, y desde la SNIA han creado el Grupo de Interés Especial de Almacenamiento Computacional (SIG), perteneciente a la CMSI, encargado de desarrollar los informes técnicos sobre esta tecnología y promover su desarrollo a través de eventos y charlas.

Sus esfuerzos han dado frutos, y recientemente el SIG ha publicado la versión 0.8 de su borrador del Modelo de Programación y Arquitectura de Almacenamiento Computacional. Y también la versión 0.5 de su API de almacenamiento computacional. Se trata de versiones previas a las especificaciones finales que tendrá el marco de memoria computacional, que establecen en líneas generales cómo será la arquitectura de esta tecnología.

En sus documentos describen tres tipos de almacenamiento computacional. El primero es un dispositivo de almacenamiento que integra los recursos de computación en los SSD o HDD. El segundo es un procesador de almacenamiento computacional donde el responsable de la computación es un par en la estructura que interconecta el almacenamiento a la CPU. Y el tercero es una matriz de almacenamiento computacional en la que la unidad de cómputo está conectada al almacenamiento, y la CPU accede al almacenamiento a través de la unidad de cómputo del almacenamiento computacional.

También han publicado un buen número de especificaciones y conceptos de hardware para este nuevo concepto de almacenamiento que permitirán a la industria seguir avanzando en sus diseños para crear dispositivos de memoria computacional. Según los expertos, las especificaciones de la SNIA están muy cerca de completarse, lo que está generando un gran interés en la industria. Sobre todo, en campos como la computación perimetral, los dispositivos IoT, las redes neuronales o las redes de inteligencia artificial distribuida basadas en dispositivos inteligentes.