Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El Big Data se enfrenta a varios desafíos

  • Noticias y Actualidad

seguridad big data analisis

Los expertos afirman que el Big Data se ha convertido en el pilar central de la transformación digital de gran parte de las organizaciones, ya que ha demostrado su gran impacto en diferentes sectores económicos y empresariales. Pero esta tecnología se enfrenta a una serie de retos que dificultan su avance, sobre todo en países como España, donde pocos proyectos de este tipo alcanzan el éxito.

El Big Data es una tecnología que bien articulada puede proporcionar enormes beneficios a las organizaciones, a través de una mejor comprensión de los datos del mercado, los clientes y la propia empresa. Gracias a ello se están logrando beneficios económicos y otros menos tangibles, que se derivan de aplicar el valor obtenido del Big Data a la atención al cliente, por ejemplo.

Pero en España el panorama es menos positivo, ya que según indica un estudio de la consultora Vector ITC, el 65% de los proyectos basados en Big Data fracasa. Los motivos principales parecen ser los escasos conocimientos tecnológicos, la falta de planes de formación en las empresas y que las organizaciones no cuentan con expertos externos que les ayuden a diseñar y gestionar este tipo de innovaciones.

Al mismo tiempo, la transformación digital en España está avanzando más lentamente que en otras regiones, y las empresas no están sabiendo analizar bien las ventajas que puede proporcionarles el Big Data ni cómo deben implementar esta tecnología para sacar el mejor partido en su caso particular. Por ello, los expertos señalan que existen cinco retos a los que las empresas españolas deben enfrentarse para lograr el éxito en sus proyectos presentes y futuros relacionados con el Big Data.

Falta de talento: con el rápido avance tecnológico los expertos en ciencia de datos escasean, y son imprescindibles para desarrollar con éxito un proyecto de Big Data. Por ello, se recomienda combinar planes de formación interna específica en esta materia con la contratación de expertos cualificados.

Calidad de los datos: para que las tecnologías basadas en Big Data funcionen adecuadamente es vital asegurarse de que la información con la que trabajan es precisa y de importancia para el negocio. Esto ralentiza algunos procesos, pero influye directamente en la calidad de los resultados y, por tanto, en los beneficios obtenidos.

Ciberseguridad: para las organizaciones es imprescindible garantizar la seguridad de los datos que almacenan, principalmente aquellos catalogados como confidenciales. Esto complica el desarrollo de proyectos de Big Data, que deben contar con las medidas de seguridad necesarias para garantizar que los flujos de datos están protegidos.

Regulaciones: el marco actual de la ley de protección de datos impone unas normas bastante rígidas a las empresas para que garanticen la seguridad de los datos confidenciales. Esto complica el desarrollo de proyectos como los de Big Data, que deben alimentarse constantemente con información de todo tipo, incluida la más sensible, lo que obliga a reforzar medidas como las de recuperación ante desastres.

Cambio dinámico: la constante y rápida evolución de la tecnología está llevando a las organizaciones a replantearse la inversión en proyectos de Big Data. Los expertos opinan que es preciso realizar un análisis correcto de los procesos que se quieren optimizar o cómo se quieren implementar las políticas de ahorro de costes, ya que una mala planificación podría ocasionar pérdida de recursos y tiempo, y una obsolescencia tecnológica a corto plazo.

Los responsables de este estudio dicen en su informe que “El Big Data ofrece a las compañías la posibilidad de obtener un conocimiento detallado, fiable y profundo para tomar decisiones más inteligentes y menos arriesgadas. La importancia crucial de esta tecnología no radica en almacenar un gran volumen de datos, sino en saber analizarlos para extraer el máximo valor de ellos”. Por ello, afirman que “Las empresas deberán primero considerar para qué tipo de procesos necesitan implementar las soluciones de análisis de datos y qué desafíos presenta su implantación, con el objetivo de reducir costes y aumentar la rentabilidad del negocio”.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.