Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Nace una nueva tecnología de almacenamiento de datos

  • Noticias y Actualidad

almacenamiento

Gracias al trabajo de unos investigadores europeos, se ha descubierto una nueva forma de almacenar datos empleando enlaces químicos en materiales de cambio de fase. Este hallazgo permitirá construir dispositivos de almacenamiento más rápidos y eficientes, que podrán ser empleados en dispositivos miniaturizados de alta tecnología.

Esta investigación se ha valido de rayos X para estudiar el comportamiento de ciertos materiales de cambio de fase, en los que mediante pulsos de calor se puede alterar el estado del material entre vítreo y cristalino. Estos materiales se quieren emplear para sustituir a las actuales memorias de los teléfonos móviles, pero su aplicación podría extenderse a otros dispositivos, proporcionando una forma de almacenar más cantidad de información en menos espacio, y de forma más eficiente.

Esta tecnología se basa en compuestos de antimonio, telurio y germanio, que permiten crear estructuras cristalinas de tamaño muy reducido, lo que incrementa la capacidad de almacenamiento disponible con respecto a las memorias de estado sólido actuales. Mediante la aplicación de calor a través de impulsos eléctricos u ópticos, es posible crear unidades básicas de memoria más pequeñas, que determinan los unos y ceros del código binario.

Hasta ahora no se había podido estudiar con la suficiente precisión el funcionamiento de esta tecnología de almacenamiento pero, gracias a la exploración mediante un láser de impulsos de rayos X, los científicos han podido observar mejor la cristalización de estos materiales a nivel atómico, tomando más de 10.000 imágenes sobre el proceso. El experimento se ha realizado en el Linac Coherent Light Source (LCLS) de California, liderado por investigadores del XFEL europeo y de la Universidad de Duisburg-Essen, de Alemania. Y, concretamente, han empleado una matriz de membranas de nitruro de silicio, recubiertas con el material de cambio de fase.

Esta nueva técnica ha permitido estudiar a fondo el rápido proceso de enfriamiento de los materiales de cambio de fase, y los investigadores han descubierto las diferentes fases que se producen entre el cambio de estado del material, hallando una que permite crear estructuras sólidas en las que se puede almacenar la información con más fiabilidad y a una escala muy pequeña. Esto abre las puertas al desarrollo de una nueva tecnología de almacenamiento en estructuras cristalinas, que en el futuro dará lugar a nuevos medios de almacenamiento más eficientes y de más capacidad, que encontrarán su lugar en diferentes segmentos de la industria.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.