Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los centros de datos Edge reconfiguran el futuro de la TI en diferentes industrias

  • Noticias y Actualidad

TD IoT

Con el avance de las nuevas tecnologías y servicios digitales, que cada vez se encuentran más vinculadas al usuario final, se hace preciso cambiar el modelo de infraestructura para manejar los datos más cerca de su origen. Esto ha dado lugar a los centros de datos Edge, que están revolucionando la base tecnológica de las organizaciones en diferentes industrias.

La computación periférica, o Edge computing, es la respuesta del sector tecnológico a los retos que impone la llegada de nuevos servicios digitales para empresas y consumidores, que dependen cada vez más de los datos generados en la parte final de la cadena de servicio, es decir, el usuario final. Esto abarca desde los nuevos modelos de industria 4.0 a los proyectos de ciudades inteligentes, vehículos conectados y autónomos e, incluso, a las telecomunicaciones móviles. Algunos de estos avances están en sus primeras fases de desarrollo, pero otros se están desarrollando con rapidez en numerosas industrias, desde la logística a la fabricación, pasando por los servicios públicos y de transporte de personas y mercancías.

Los nuevos servicios que están proliferando en estos ámbitos se basan en la utilización de gran cantidad de datos en tiempo real, que deben ser recopilados, clasificados, contextualizados y procesados para entender su significado, lo que genera cargas de trabajo muy exigentes. Y estas difícilmente se pueden trasladar por una la red para ser asumidas por los centros de datos principales o en la nube publica, al menos si se quiere lograr una entrega rápida del servicio, más aún si se trata de aplicaciones que requieren el manejo de información en tiempo real.

Para hacerse cargo de todo este trabajo sin saturar las redes y ofreciendo la máxima velocidad se ha desarrollado la computación Edge, en forma de centros de datos periféricos que se ubican cerca del origen de la información y que están dedicados a tareas muy concretas, funcionando de forma casi autónoma. Este formato de datacenter ofrece diferentes posibilidades, que van desde pequeñas instalaciones dedicadas más a recopilar los datos y preprocesarlos de forma elemental a equipos más potentes y sofisticados, capaces de hacerse cargo de tareas de analítica avanzada mediante inteligencia artificial, y de gestionar directamente los servicios para el usuario final.

Gracias a estas posibilidades se está desarrollando rápidamente el concepto de computación periférica, con tecnologías pensadas especialmente para recoger, almacenar, procesar y enviar la información desde ubicaciones remotas, con independencia de la infraestructura TI principal de la organización, y con una conectividad directa con la nube. Pr ello, los analistas de IDC pronostican que a partir de 2019 los sistemas TI Edge serán capaces de analizar y procesar el 40% de los datos provenientes de IoT, que es uno de los impulsores de esta tecnología, junto con la futura llegada de las redes 5G. Y, además de las telecomunicaciones y la industria conectada, cada vez más sectores están apostando por la computación Edge, encontrando soluciones a los retos presentes y futuros que impone la nueva realidad digital. Entre ellos, el transporte, el comercio minorista, las administraciones públicas y los servicios de atención sanitaria.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.