Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Más oposición al contrato de infraestructura de Defensa de EEUU

  • Noticias y Actualidad

defensa ejercito

La posición del gobierno estadounidense de firmar un contrato con un único proveedor de servicios en la nube para que se haga cargo de la infraestructura de defensa no para de sumar detractores. Ahora, dos miembros del congreso de Estados Unidos han pedido una investigación del contrato conocido como JEDI, porque consideran que contraviene los consejos de mejores prácticas de la industria y la normativa federal para este tipo de adquisiciones.

Los miembros de la Cámara de Representantes estadounidense Tom Cole y Steve Womack han enviado una carta oficial al inspector general del Departamento de Defensa solicitando que se investigue a fondo la propuesta de contrato para la Infraestructura de Defensa de Empresas Conjuntas (JEDI), valorada en 10.000 millones de dólares. Opinan que la política de buscar un único proveedor para todos los servicios subcontratados no solo supone un trato de favor para el beneficiario de esta enorme concesión, que sería Amazon, sino que, según han afirmado, su preocupación: “es cómo y por qué la estructura de estas disposiciones, que son contrarias a las mejores prácticas de la industria y las pautas de adquisición federales, se incluyeron en la RFP final”.

Su intención es que se revise a fondo toda la documentación para analizar cómo se ha diseñado el proceso de selección. Además, señalan que les preocupa que los requisitos para el contrato JEDI hayan sido diseñados de forma que el gobierno acabaría pagando mucho más por un paquete completo de servicios que si hubiese dividido estas necesidades en diferentes contratos. Además, apuntan a que la calidad de los mismos podría ser menor que la obtenida con una modalidad más diversificada. Teniendo en cuenta que la duración del acuerdo es de 10 años, la administración estadounidense podría encontrarse con una solución integral que no fuese capaz de adaptarse a sus necesidades cambiantes durante este período, lo que también preocupa a las voces críticas.

Por ello, los dos congresistas, que actúan como portavoces de un sector muy descontento con esta política, quieren dilucidar si AWS ha tenido algo que ver con la elaboración del proceso de selección, que parece estar hecho a su medida. Cole y Womack afirmaron que les “llamó la atención que los informes de medios de comunicación y las declaraciones de las personas que ocuparon, o ocupan altos cargos en el Departamento, tienen conexiones significativas con el contratista específico”. A este respecto, en su carta dijeron: “Nuestro entendimiento actual es que estas personas, en contraste directo con la Regulación de Adquisiciones Federales y la Política de Ética del DoD, estuvieron involucradas en el desarrollo del programa JEDI”.

Aunque aún se desconoce si su petición será atendida debidamente, lo cierto es que la oposición a esta adjudicación millonaria está creciendo entre la sociedad y el entorno empresarial de Estados Unidos, lo que podría acabar tumbando el futuro acuerdo con Amazon Web Services. A esto se suma la pérdida de prestigio de la compañía en relación al reciente escándalo sobre el espionaje Chino de centro de datos de esta y otras grandes firmas noerteamericanas.

Mas información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las página de nuestro colaborador Huawei.