Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Superando el abismo de la incertidumbre

  • Contenidos Adicionales

Foto Galo Montes HPE_c

El año 2020 no pasará a la historia desapercibido ya que de una forma brusca e inesperada ha puesto en entre dicho gran parte de nuestro estilo de vida. Muchos de los axiomas que teníamos por seguros se han puesto en duda y gran parte de nosotros, como personas, empresas o instituciones, hemos podido reflexionar sobre cómo somos y cómo deberíamos afrontar el futuro.

Tribuna de opinión de Galo Montes. Director de Tecnología.Hewlett Packard Enterprise

Pero hay un gran riesgo en ciernes ahora que parece que estamos recuperando la normalidad, el caer en la falsa complacencia de pensar que al final todo esto ha sido solo un susto, y que tras un periodo de reajuste forzoso por el parón que ha acaecido, el mundo será básicamente el mismo.

Esto no será así, y es una de las pocas cosas que estoy seguro. Solo tenéis que pensar en la cantidad ingente de talento que ha tenido tiempo de crear nuevas ideas y replantearse cómo funcionamos, que procesos seguimos y como cambiarlos. Talento que ha podido tener un acceso nunca visto en la historia a información para poder evaluar y estudiar esas ideas, así como compartirlas con otras personas para enriquecerlas y hacerlas viables. Además, si ya previamente a esta situación había muchas otras dispuestas a apoyar cualquier idea transformadora y potenciarlas tanto intelectualmente como económicamente su realización, ahora habrá aún más y por tanto nos encontramos con el caldo de cultivo perfecto para estar en los albores de una autentico cambio, un cambio que nos llevará a un mundo seguramente mucho más digital.

Por otro lado, a muchos la falta de digitalización les ha pillado esta situación con los deberes en parte pendientes de hacer y se ven forzados a acometer ahora una transformación de forma rápida y apresurada para poder mantener su actividad. Se ven abocados encima a tener que lidiar con un entorno cambiante donde priorizar proyectos es complicado, ya que normalmente por limitaciones de recursos tanto técnicos, organizativos y económicos, la manta no da todo lo unos quisieran y si se cubren la cabeza te destapas los pies.

Por estas dos grandes razones, se augura una edad dorada del dato y cómo se gestiona. Donde las empresas van a tener que estar preparadas para comportarse de forma mucho más ágil para adaptarse a los nuevos tiempos y donde las decisiones que se tomen en cada momento deberán ser reevaluadas constantemente, para mejorarse, cambiarse o incluso desecharse.

La adaptación al mundo digital que viene implicará estar trabajando continuamente con nuevos canales de comunicación con los clientes y proveedores, optimizar nuestros propios procesos y exigir que toda la cadena de valor esté trabajando de forma similar. La interconexión digital de las empresas será lo habitual para disponer instantáneamente de la información adecuada, poder aplicar la inteligencia artificial a todo el conjunto y por tanto, poder tomar las mejores decisiones en cada momento.

Por todo lo anterior, lo que parece claro es que todo ello llevará a una consolidación de las metodologías Agile, Kanban o Scrum en detrimento del tradicional Waterfall, donde el desarrollo basados en contenedores y microservicios será ya lo habitual. Los recursos de computación y almacenamiento crecerán y su gestión eficiente tendrá impacto directo sobre la cuenta de resultados de las compañías. Esto además llevará consigo una consolidación de los entornos híbridos que permitan optimizar al máximo sus costes. Se llevará al pago por uso a todos los elementos del IT, donde los proveedores de plataforma darán más un servicio que una infraestructura en concreto, minimizándose cada día más las diferencias existentes entre los entornos on-premise y las nubes públicas, llevándose a transformar el concepto de Cloud más como una manera de operar y no como un destino.

La verdad es que nos espera un mundo apasionante, distinto y tecnológico, donde en gran medida esta tecnología hará un mundo mejor y ha permitido que incluso en la situación más dura del confinamiento que hemos vivido, una gran parte de la actividad, el ocio y el acceso a la información se haya podido mantener.

Y precisamente de cómo deben prepararse las empresas para este crecimiento futuro, es de lo que hablaremos en nuestro HPE Discover Virtual Experience, que tendrá lugar a partir del próximo 23 de junio en directo y bajo demanda. ¡Te esperamos!

Galo Montes. Director de Tecnología.Hewlett Packard Enterprise

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.