Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

NetApp y la nube híbrida ayudan a cumplir con GDPR

  • Noticias y Actualidad

GDPR preparacion

La nueva regulación de protección de datos europea obliga a las empresas a cambiar la forma de gestionar los datos personales, lo que puede afectar al rendimiento de sus sistemas críticos. En este sentido, NetApp recomienda adoptar un enfoque de nube híbrida y proporciona soluciones que permiten a las compañías afrontar los retos que supone GDPR con el menor impacto en sus operaciones.

Adaptarse a la nueva regulación GDPR supone un gran cambio para las empresas, que deben cumplir con una normativa estricta en materia de gestión y protección de datos que puede acarrear importantes multas. Para llevar a cabo esta transformación las compañías deben implementar muchos cambios en su estructura y en sus sistemas de almacenamiento y gestión de la información, intentando generar el mínimo impacto negativo en sus operaciones y en el trato con sus clientes y usuarios. Para poder hacerlo de la forma más efectiva y con el menor riesgo de cometer infracciones muchos expertos recomiendan adoptar soluciones de nube híbrida, en las que los servicios externos gestionen gran parte de la información menos confidencial, asegurando el cumplimiento de la normativa, mientras la empresa centra las operaciones de su infraestructura local en las aplicaciones críticas de su negocio, siendo capaz de estructurar, gestionar y proteger mejor los datos más confidenciales.

Para ello hace falta contar con sistemas de almacenamiento y gestión de la información bien adaptados a los entornos de nube híbrida, como los que ofrece NetApp con sus soluciones pensadas para ambos escenarios: local y en la nube. Por un lado, su plataforma de almacenamiento al flash AFF A800 ofrece las mejores prestaciones para sostener las aplicaciones empresariales más exigentes, como han demostrado sus resultados en las pruebas más exhaustivas del sector. Entre sus principales fuerzas destaca su latencia ultra baja de menos de 200 microsegundos, con un rendimiento de 300 Gbps. Para ofrecer estas grandes prestaciones se sirve de la avanzada combinación de unidades de almacenamiento SSD NVMe y de la conectividad NVMe over Fibre Channel (NVMe/FC), lo que permite ejecutar las aplicaciones a una velocidad y a una escala sin precedentes, manteniendo el control total de la información contenida en la infraestructura local. A esto se suma la potencia del servicio NetApp Cloud Volumes, un sistema de almacenamiento de archivos totalmente administrado y nativo de la nube que se integra a la perfección con las plataformas locales AFF de NetApp, como la AFF A800. La perfecta interacción de estos sistemas permite subir a la nube los datos menos críticos (pero sujetos a la ley) que deben ser almacenados en cloud, y descargar la información más confidencial a la infraestructura local dedicada al almacenamiento a largo plazo, para garantizar el estricto cumplimiento con la normativa. Todo ello con la máxima velocidad, transparencia y fiabilidad, gracias a la tecnología de hardware y software en la nube proporcionados por NetApp.

El segundo escenario en el que NetApp centra su estrategia de nube híbrida para apoyar a las empresas en el cumplimiento de GDPR se basa en el almacenamiento privado de NetApp (NPS) para la nube. Cada NPS está compuesto por un sistema AFF, ubicado en un centro de datos de Equinix con conexión a proveedores de acceso a Internet de baja latencia, que emplean un ancho de banda dedicado. Gracias a esto la computación en la nube se realiza de forma local, cumpliendo con los requisitos de privacidad, regulación y soberanía que dicta la ley. NPS for Cloud se basa Enel sistema operativo de almacenamiento ONTAP de NetApp, que ofrece un marco de gestión de almacenamiento común entre la nube y los centros de datos locales, facilitando la administración de toda la información que maneja la compañía desde una única plataforma. Esto permite agilizar todos los procesos y tener perfectamente controlada la información de diferentes categorías para que siempre esté almacenada en la ubicación que le corresponde: los datos menos confidenciales en la nube y los más críticos y sujetos al cumplimiento de la ley en los sistemas locales, cumpliendo los estándares de control y seguridad más exigentes impuestos por la ley.

La propuesta de NetApp no sólo proporciona una excelente forma de cumplir con la regulación GDPR, sino que aporta dinamismo, fiabilidad, sencillez y un rendimiento superior para la gestión de la información que manejan las empresas, dando un salto hacia adelante a nivel tecnológico que permite un mejor aprovechamiento de recursos y constituye una excelente base para la futura evolución de los centros de datos empresariales.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestro colaborador NetApp.