Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Hace falta más capacidad para los centros de datos EDGE

  • Noticias y Actualidad

centro de datos

La computación periférica está adquiriendo gran importancia para las empresas digitalizadas, que buscan la manera más eficiente de entregar datos y servicios a tiempo real a sus clientes y usuarios. Para hacerlo realidad es necesario trasladar las operaciones a centros de datos EDGE que cuenten con la suficiente potencia y capacidad de almacenamiento que requieren los servicios que operan en el borde de la infraestructura de la organización.

Las telecomunicaciones, los vehículos conectados, las tecnologías IoT y las aplicaciones para desarrollar el concepto de Smart city, entre otras tecnologías de vanguardia, se basan en servicios descentralizados que deberían encontrarse los más cerca del cliente que sea posible. En las concepciones tradicionales de infraestructura TI las operaciones relacionadas se centralizan en los centros de datos centrales y, actualmente, en la nube, lo que puede generar una sobrecarga de información en los sistemas y las redes de la empresa. A menudo, esta información incluye datos en bruto que viajan hasta las máquinas encargadas de procesarlos, para después entregar la información útil al usuario final. Esto supone un uso excesivo de las redes y loe quipos, que podrían trabajar mejor en otros ámbitos, lo que está impulsando el concepto de centros de datos periféricos (EDGE).

Estas instalaciones son datacenter más pequeños que se dedican especialmente a gestionar estos servicios periféricos de forma independiente, entregando la información útil directamente al usuario final, con una mayor eficacia y una baja latencia. Esta tecnología está creciendo a medida que las empresas digitalizadas lanzan nuevos servicios en el borde, como corroboran los últimos estudios realizados. Por ejemplo, la última investigación de la asociación AFCOM indica que el 44% de las empresas ya ha implementado algún tipo de solución de computación avanzada o tiene pensado hacerlo en el próximo año. Un otro 17% afirma que lo hará dentro de los próximos 3 años. De todas las empresas analizadas, el 5,6% ya han desplegado sistemas de computación EDGE, el 6,4% lo hará en los próximos 12 meses y el 12,2% a lo largo de los próximos 3 años.

En este contexto es interesante ver el tipo de tecnologías que forman parte del concepto de EDGE computing. Según este informe, la potencia media de los racks que se instalan es estos centros de datos periféricos es de 6,7 Kilovatios, y se trata generalmente de soluciones convergentes que forman parte de entorno datacenter muy densificados. En general, las principales características que tienen los equipos instalados en estas localizaciones son inteligencia, autonomía, robustez y agilidad, ya que deben almacenar y procesar grandes volúmenes de datos, entregando servicios al cliente final con la máxima rapidez y fiabilidad. Se estima que el cómputo y el envío de información se debe realizar en 10 milisegundos o menos lo que, teniendo en cuenta la gran cantidad de usuarios que pueden usar un servicio a la vez, da una medida de la elevada relación potencia-tamaño que deben tener estas instalaciones.

En este contexto las nuevas tecnologías de almacenamiento y procesamiento de datos juegan un papel fundamental, ya que permiten concentrar mucha más potencia en el mismo espacio TI. Destacan especialmente la memoria de estado sólido de última generación, la DRAM de alto rendimiento y los procesadores dedicados a tareas de cómputo avanzado e inteligencia artificial, tecnologías que están desarrollándose con rapidez, acaparando la atención de las empresas  con soluciones de tamaño cada vez más reducido y con capacidades de escalamiento flexible. Gracias a esto las empresas pueden comenzar un despliegue inicial de infraestructura en el borde de última generación, y después ampliarlo a medida que expande el alcance de sus servicios.

Los campos en los que la computación EDGE de vanguardia están experimentando más avance se encuentran los despliegues de IoT en la industria, las telecomunicaciones en redes de telefonía y ciertas aplicaciones para dispositivos móviles, vehículos conectados y ciudades inteligentes. Todos ellos generan grandes cantidades de datos provenientes de los usuarios finales, y funcionan con más eficacia si operan desde centros de datos situados lo más cerca posible de ellos.

Mas información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las página de nuestro colaborador Huawei.