Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El Parlamento Europeo solicita la suspensión del Escudo de Privacidad

  • Noticias y Actualidad

Europa GDPR

Los recientes escándalos sobre violaciones de privacidad por parte de empresas estadounidenses ha minado la confianza de la Unión Europea en el Escudo de Privacidad. Por eso el Parlamento Europeo ha solicitado la suspensión de este marco regulatorio hasta que E.E.U.U. se comprometa a respetarlo en su totalidad.

En octubre de 2015 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declaró inconstitucional el acuerdo vigente de protección de datos, denominado Safe Harbor, porque entre otras cuestiones no cumplía con los requisitos de privacidad de datos de las leyes europeas. Para sustituirlo, en julio de 2016 se aprobó el denominado Escudo de Privacidad, un nuevo marco regulatorio que pretendía proteger los intereses de ambas regiones en lo que se refiere a la protección de datos confidenciales. Pero varios incidentes graves ocurridos últimamente han minado la confianza de las autoridades europeas en esta regulación. Por un lado, los últimos escándalos protagonizados por empresas muy destacadas, como el de Facebook y Cambridge Analytica, han puesto de manifiesto que ciertas empresas americanas han cometido violaciones flagrantes de la privacidad de millones de usuarios. Por otro, las políticas del Presidente Donald Trump, como la aprobación sin previo debate del Acta para la Aclaración de Uso de Datos en el Extranjero (CLOUD), que permite a la policía acceder a la información de ciudadanos extranjeros, hacen temer que la seguridad de los datos europeos esté comprometida. Debido a esto, el pasado junio el Comité de Libertades Civiles aprobó una resolución por 29 votos contra 25 para solicitar al Parlamento Europeo la suspensión del Escudo de Privacidad si las autoridades americanas no garantizan su cumplimiento al 100% antes del 1 de septiembre de 2018. Finalmente, la votación se ha llevado a cabo en julio, con un resultado de 303 votos a favor y 223 en contra. Según han acordado los miembros del Parlamento, el acuerdo del Escudo de Privacidad quedará suspendido si E.E.U.U. no cumple con las normas de protección de datos europeas en el plazo establecido, y hacen hincapié en la necesidad de mejorar la monitorización del cumplimiento del acuerdo.

Además, los Eurodiputados han solicitado a las autoridades de E.E.U.U. que actúen cuanto antes contra las empresas que han infringido el acuerdo, cerrándolas si es necesario. Afirman que deberían investigar estas transgresiones y, en caso necesario, suspender o prohibir las transferencias de datos protegidos por el Escudo de Privacidad. Una de las preocupaciones principales de los miembros del Parlamento Europeo es que estas infracciones puedan representar una amenaza a los procesos democráticos. Por ejemplo, utilizando esta información para manipular la opinión pública de cara a procesos electorales. También se sienten preocupados por las implicaciones del Acta CLOUD, que entra en conflicto directo con las leyes de protección de datos de la Unión Europea, y con las acciones de la administración Trump, que suponen retirar las protecciones de privacidad para reforzar la vigilancia ejercida a través de solicitudes del ejecutivo.

Cloaude Moraes, Presidente y portavoz del Comité de Libertades Civiles de la Unión Europea, ha afirmado que esta resolución deja claro que el Escudo de Privacidad en su forma actual no proporciona el nivel adecuado de protección requerido por las leyes europeas y ha declarado que: “Se han realizado progresos para mejorar el acuerdo Safe Harbor, pero esto es insuficiente para garantizar la seguridad jurídica requerida para la transferencia de datos personales…La ley es clara y, como se establece en el GDPR, si el acuerdo no es adecuado, y si las autoridades estadounidenses no cumplen con sus términos, entonces debe suspenderse hasta que lo hagan”.

Esta resolución llega un año después de que los Eurodiputados comenzasen a mostrarse recelosos con el Escudo de Privacidad, y desde entonces más y más voces se han sumado para pedir su revisión. Ahora, con una decisión firme del Parlamento en esta dirección, la pelota queda en el tejado de Estados Unidos. La administración Trump debería respetar la soberanía de la Unión Europea y reconsiderar su política de privacidad para los datos provenientes de ciudadanos y empresas europeas, pero aún se desconoce cuál será su estrategia.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.