Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Hiperconvergencia: algo más que una tendencia

  • Reportajes

hiperconvergencia 2

Según los datos de la consultora IDC, los ingresos del mercado de sistemas convergentes en todo el mundo aumentaron 10,8% año tras año hasta alcanzar los 2.990 millones de dólares durante el tercer trimestre de 2017. El mercado consumió 1.96 exabytes de nueva capacidad de almacenamiento durante el trimestre, que fue un 30% más en comparación con el mismo período del año anterior.

Mientras tanto, las cifras de la casa analista rival Gartner sugieren que el mercado de HCI valdrá 5 mil millones para 2019, con la tecnología ganando tracción en las empresas a medida que más empresas investiguen sus posibles beneficios.

Todos estos números vienen a demostrar que este tipo de infraestructura no solo está en boga, sino que cada vez más empresas apuestan por ella. Pero antes de que cualquier organización se embarque en un movimiento para adoptar HCI, necesita comprender bien qué significa realmente. En general, se acepta que HCI es un paso adelante de la infraestructura convergente, que, en términos básicos, es donde los componentes de cómputo, almacenamiento, red y virtualización se juntan y empaquetan como una oferta integrada y probada previamente.

HCI se basa en este concepto al incluir componentes con poca diferencia entre sí y que se combinan con las funciones definidas por software que se ejecutan en estos dispositivos. Cuando la capacidad se agota, simplemente se añaden más sistemas. Eso sí, al actualizar o cambiar los sistemas de TI, la interrupción debe mantenerse al mínimo, porque cada segundo de tiempo de inactividad representa la pérdida de dinero.

 

Qué es la hiperconvergencia

La hiperconvergencia es una arquitectura centrada en el software que integra firmemente los recursos de computación, almacenamiento y virtualización en un único sistema que generalmente consta de hardware x86.

Un sistema hiperconvergente normalmente se vende como un hardware, pero también se puede vender como software que se puede instalar en el hardware existente o como hardware adquirido específicamente para su instalación.

Un sistema hiperconvergente permite que las tecnologías integradas se administren como un único sistema a través de un conjunto de herramientas comunes. Los sistemas hiperconvergentes pueden expandirse y ampliarse si se añaden nodos a la unidad base. La mayoría de los sistemas hiperconvergentes requieren un mínimo de tres nodos de hardware para alta disponibilidad. Una agrupación de nodos se conoce como clúster.

 

Hiperconvergencia frente a convergente

La hiperconvergencia surgió del concepto de infraestructura convergente. Bajo el enfoque de infraestructura convergente, un proveedor proporciona un paquete preconfigurado de hardware y software de almacenamiento, servidor y redes en un solo chasis con el objetivo de minimizar los problemas de compatibilidad y simplificar la administración. Los paquetes de infraestructura convergente consisten en productos de hardware discretos que se venden como un solo SKU. Sin embargo, las tecnologías en una infraestructura hiperconvergente (HCI) están tan integradas que no se pueden dividir en componentes separados.

El hipervisor también está más estrechamente integrado en los sistemas hiperconvergentes que en los sistemas convergentes. Si bien la mayoría de las infraestructuras convergentes son compatibles con VMware y, normalmente, con otros hipervisores, una infraestructura hiperconvergente ejecuta todas las funciones clave del centro de datos como software en el hipervisor.

Una de las primeras promesas de hiperconvergencia fue la creación de redes en pila, pero eso aún no ha sucedido de manera significativa. Los proveedores hiperconvergentes siguen trabajando en la provisión y gestión de recursos de red de la misma manera que admiten el almacenamiento y cálculo de datos.

La estrecha integración de los componentes en una infraestructura hiperconvergente ofrece algunos beneficios importantes. Entre ellos, se encuentra la facilidad de administración y facilidad de escalado. Debido a que todos los componentes han sido diseñados desde cero o modificados por el proveedor para funcionar conjuntamente, es posible administrar todos los recursos desde una sola herramienta de administración o consola, incluyendo cómputo, redes de almacenamiento y virtualización.

Cuando una organización necesita más recursos de TI, ampliar el HCI es simplemente una cuestión de añadir más nodos. Esto también conduce a uno de los principales inconvenientes de una infraestructura hiperconvergente: todos los recursos deben aumentarse cuando una organización necesita aumentar cualquier recurso. Los primeros productos de HCI requerían que una organización ampliara todos los recursos informáticos y la cantidad de máquinas virtuales (VM) al expandir el almacenamiento. Para aliviar este problema, las plataformas HCI más nuevas incluyen nodos que están centrados en el almacenamiento o en el cálculo.

 

Sumando maquinas virtuales

La hiperconvergencia está diseñada para ejecutar máquinas virtuales. Un sistema de infraestructura hiperconvergente vendrá con un hipervisor, diseñado o modificado por el proveedor específicamente para trabajar con su producto. Debido a que el sistema hiperconvergente virtualiza todos los recursos, cualquier cantidad específica de esos recursos se puede ajustar para acomodar más o menos máquinas virtuales sobre la marcha sin tener que suspender la actividad de cualquier máquina virtual que se ejecute en ese momento.

Una vez que la cantidad de máquinas virtuales ha alcanzado la capacidad de la infraestructura hiperconvergente, escalar es tan fácil como ir sumando más nodos. Se pueden añadir nuevos nodos, con recursos de computación, almacenamiento y redes, al conjunto de almacenamiento general para compartirlos entre las máquinas virtuales.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.