Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los gigantes de Internet regulan la transferencia de datos

  • Noticias y Actualidad

Datos seguridad

Google, Facebook, Microsoft y Twitter, entre otras grandes compañías de Internet, están diseñando una nueva forma de compartir datos entre sus respectivas plataformas, que cambiará la forma en que sus usuarios pueden transferir información entre estos servicios de forma segura.

A raíz del escándalo de Cambridge Analytica la protección de datos de los usuarios de plataformas online se ha convertido en una de las cuestiones fundamentales para los proveedores de servicios en Internet. Para evitar filtraciones masivas, evitar conflictos legales y recuperar la confianza de sus usuarios, las principales empresas como Google, Facebook, Microsoft y Twitter, entre otras, están desarrollando una nueva forma de gestionar y compartir la información de sus usuarios. Esta iniciativa, denominada Proyecto de Transferencia de Datos (DTP), pretende facilitar la transferencia de información de los usuarios entre las plataformas online más utilizadas en el mundo. Hasta ahora cada plataforma ofrece a sus usuarios a posibilidad de descargar sus datos, pero de forma independiente. La idea que está fraguándose ahora es interrelacionar estos servicios de forma que sus clientes puedan descargar y difundir la misma información en las diferentes plataformas de forma sencilla, transparente y segura. Esto permitiría construir un ecosistema más variado y versátil, que potenciaría la actividad de sus usuarios y beneficiaría a todos los servicios implicados, incrementando las visitas y la interacción multiplataforma.  Además, permitiría que los usuarios se muevan de una plataforma a otra de forma sencilla, rápida y manteniendo la información presente en otras redes, sin necesidad de crear un perfil desde cero. Según han afirmado los portavoces de esta asociación, “Los socios de DTP creen que las personas deberían usar productos porque proporcionan un valor y características únicos. Si un usuario desea cambiar a otro producto o servicio porque cree que es mejor, debe poder hacerlo lo más fácilmente posible. Este concepto de permitir a los usuarios elegir productos y servicios basados ​​en la elección, en lugar de estar encerrados, ayuda a impulsar la innovación y facilita la competencia”.

Este nuevo enfoque sobre la gestión de los datos almacenados en plataformas online, hasta ahora cerradas, supone un cambio radical de planteamiento que podría potenciar tanto la actividad de los usuarios en estas redes como la confianza general en los servicios online. Suena casi demasiado bueno para ser verdad, pero lo cierto es que los últimos escándalos de violación de la privacidad en redes sociales tan extendidas como Facebook han minado la confianza de los usuarios en estas plataformas. Como ejemplo, Facebook, la compañía que más demandas acumula en este sentido, está viendo cómo sus usuarios pierden la confianza en su empresa. Hasta ahora, las acciones que ha tomado para paliar los efectos negativos de estos hechos, con declaraciones desafortunadas por parte de su creador y de sus responsables de comunicación, está generando más rechazo por parte de los usuarios finales. Cuesta pensar en que la gran cantidad de usuarios de esta red abandonen su uso, pero si no se mejoran las condiciones de privacidad, la situación podría cambiar de forma abrupta. Y lo mismo reza para otros grandes servicios de Internet. En una sociedad cada vez más informada sobre sus derechos digitales, y sobre el negocio que se genera en torno a los datos que comparten, la confianza es un factor fundamental. Por eso, estas grandes compañías están buscando la forma potenciar su buena imagen, tratando de garantizar su predominio en el sector de las comunicaciones sociales de cara al futuro. Una buena forma de lavar su imagen es esta iniciativa para facilitar la transferencia de datos entre plataformas, pero sólo es una forma de facilitar las cosas a los usuarios que quieren cambiar de servicio o compartir información entre varias redes. Aún queda por resolver la cuestión de cómo estas empresas se comprometen con los nuevos estándares de privacidad y seguridad de datos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.