Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El sector financiero aumenta la inversión en Big Data

  • Noticias y Actualidad

Big Data

Un reciente informe indica que durante 2018 las empresas de servicios financieros invertirán casi 9.000 millones de dólares en tecnologías de Big Data. Con esta estrategia pretenden mejorar la gestión de los datos que manejan y adecuar su oferta de servicios a las necesidades específicas de los clientes.

Big Data es un concepto que abarca todas las tecnologías que intervienen en la captación, el almacenamiento, la clasificación y el entendimiento de grandes volúmenes de datos, que permite a las organizaciones generar valor a partir de la información en bruto proveniente de la interacción con sus socios, clientes y usuarios. El sector de las finanzas está reconociendo el gran valor que se puede obtener de entender mejor toda esta información, lo que ha llevado a las empresas a incrementar sus inversiones en tecnología relacionada con Big Data durante 2018. Un reciente estudio elaborado por SNS Telecom & TI revela que este año las inversiones de este sector en Big Data podrían llegar a casi 9.000 millones de dólares, y se espera que estas cifras crezcan a una CAGR del 17% durante los próximos tres años. Esta categoría de empresas no sólo contempla a los bancos, sino que engloba a las empresas de gestión de activos y patrimonios, a los especialistas en servicios de crédito y al gran subsector de las aseguradoras, que ejerce una gran influencia en el ámbito de las finanzas a nivel global. Este tipo de empresas son las que más valor pueden obtener del mejor entendimiento de la información de sus usuarios actuales y potenciales, pudiendo adaptar de forma dinámica su oferta de servicios a las necesidades de sus clientes en cada momento.

La mejora de la infraestructura de almacenamiento y gestión de los grandes volúmenes de datos les permitirá analizar con más detalle los datos históricos y los que se generan a tiempo real, desarrollando modelos de análisis de datos más inteligentes y exactos. Gracias a ello las empresas pueden conocer más a fondo las tendencias económicas y las necesidades de sus clientes, de forma que puedan modificar su oferta en función de indicadores mucho más precisos y que se adaptan de forma más inteligente al mercado. A las formas tradicionales de obtener datos útiles se suma la gran cantidad de información que proviene de los dispositivos conectados, las redes sociales y los numerosos servicios online que proveen de datos a estas empresas. Esto está llevando a las compañías del sector financiero a ampliar sus infraestructuras de almacenamiento de datos y a mejorar las aplicaciones de análisis y gestión de información. En esto intervienen las nuevas tecnologías relacionadas con el Big Data, que se sirven de la inteligencia artificial para funcionar con más autonomía, reduciendo la intervención humana para ganar en efectividad. Tal y como se está desarrollando la digitalización de las empresas, y cómo crece el uso de servicios online y el comercio electrónico, cabe esperar que esta tendencia a invertir en tecnología de Big Data continuará más allá de estas previsiones, y muchos analistas extienden el futuro crecimiento de las inversiones hasta dentro de una década.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.