Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los precios de las unidades SSD podrían bajar en Q2 de 2018

  • Noticias y Actualidad

Descenso

La elevada demanda de discos duros de estado sólido en todos los sectores está impulsando la competencia y provocando una bajada general de precios. Los expertos estiman que, de cara al segundo trimestre de 2018, podrían bajar más de un 10% en el sector de SSD profesionales.

El mercado de discos duros de estado sólido para el sector empresarial se está expandiendo por el impulso de la demanda de centros de datos y el desarrollo de la inteligencia artificial, el análisis de Big Data, las comunicaciones 5G y otras tecnologías emergentes que exigen el mayor rendimiento en el almacenamiento de información. Según el informe de la división DRAMeXchange del grupo analista TrendForce, el mercado de discos duros SSD de categoría empresarial podría crecer hasta los 30 millones de unidades enviadas durante 2018, frente a los 20 millones de 2016. La elevada demanda prevista para este año está llevando a los proveedores a una fuerte competencia en precios, que contrasta con las subidas producidas durante el año pasado, cuando la oferta de unidades era más restringida. Desde 2016 el envío de bits ha subido un 50% cada año, siendo el incremento más destacado dentro de las diferentes aplicaciones de la memoria NAND Flash y, según estos analistas, se espera que esta tendencia continúe durante los próximos tres años.

De cara al segundo trimestre de 2018 se prevé una recuperación de la demanda de SSD empresariales para centros de datos y servidores, con respecto al primer trimestre del año. Sin embargo, según afirma Alan Chen, Director de Investigación de DRAMeXchange, “el exceso de oferta continuará en el mercado NAND Flash, donde los proveedores se enfrentan a la presión de consumir capacidad de producción". Esto llevaría a que el precio medio de los contratos de suministro de SSD PCIe y SATA de esta categoría podrían caer un 10% o más durante este segundo trimestre. Los expertos predicen que en el tercer trimestre podría haber una escasez de oferta de memorias NAND Flash, debido a esta gran demanda de unidades SSD empresariales, junto con la de SSD de clientes y la del sector de la telefonía móvil. Pero la competencia entre los proveedores continuaría con fuerza, y los precios de los discos duros de estado sólido dedicados al sector empresarial podrían seguir descendiendo de precio.

También indica que los proveedores de estos discos han aplicado estrategias de precios muy agresivas para obtener más pedidos de OEM e incrementar su cuota de mercado, lo que mejoraría la salud del mercado de SSD empresariales y consolidarlo de cara al futuro. Esta política se apoya en la llegada masiva de las nuevas unidades 3D NAND Flash de 64 y 72 capas, que permiten una mejor relación precio-capacidad, ya que permiten aumentar significativamente el espacio disponible en cada chip. Los principales fabricantes de estas unidades ya han enviado las primeras unidades a sus principales clientes, y han iniciado la producción masiva para dar soporte a la creciente demanda que esperan durante todo 2018.

Por otro lado, aunque algún fabricante ya ha enviado sus primeros discos SSD basados en chips de memoria 3D NAND QLC (Quad-Level-Cell), los envíos de más volumen no llegarían, como mínimo, hasta Q1 de 2019. Debido a esto, y a los tiempos que requieren las pruebas iniciales por parte de los primeros usuarios, la irrupción de esta tecnología en el mercado de almacenamiento no se produciría de forma masiva hasta el próximo año, y su efecto no se notaría en las cifras de 2018.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.