Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las matrices All Flash dominarán el mercado español en 2019

  • Noticias y Actualidad

ganador_premio

Los expertos prevén que las matrices All Flash dominarán el mercado del almacenamiento primario de los centros de datos españoles en 2019, marcando el camino que posteriormente seguirá el sector empresarial. Pero, para maximizar el éxito de esta estrategia es necesario cumplir ciertos requisitos en esta actualización tecnológica.

En el libro electrónico “Unificando silos digitales”, publicado recientemente, los analistas de IDC Research Spain predicen que en 2019 el mercado español de almacenamiento primario estará dominado por las matrices All Flash. Los expertos prevén que este subsector alcance un crecimiento sostenido del 8% (CAGR) entre 2018 y 2021. La progresiva adaptación al nuevo ecosistema digital está llevando a los centros de datos a instalar sistemas basados en discos de estado sólido para todas las áreas de almacenamiento. En un principio, debido a su elevado coste y a la baja disponibilidad de unidades, se empleaban casi exclusivamente para el almacenamiento destinado a las aplicaciones críticas, que exigía el máximo rendimiento. Pero, a medida que los fabricantes aumentan la capacidad y abaratan el precio de las unidades SSD, los centros de datos sustituyen sus matrices HDD destinadas al almacenamiento general por nuevas plataformas All Flash.

Según afirman los analistas de IDC, esta tendencia se extenderá al mercado empresarial, y las compañías apostarán cada vez más por el almacenamiento flash para sus matrices y servidores internos. Así se prepararán adecuadamente para los entornos de nube híbrida que dominarán la infraestructura tecnológica de las empresas de todos los tamaños. Pero para que este proceso pueda llevarse a cabo con éxito los expertos recomiendan que se cumplan ciertos requisitos. El primero es que las matrices All Flash deben ofrecer la posibilidad de un escalamiento sencillo del rendimiento, para hacer frente al gran ancho de banda requerido para la interconexión de todas las infraestructuras de las empresas, entre las que se combinarán centros de datos centrales, EDGE y servicios subcontratados a operadores. Así se podrá minimizar la latencia y acelerar la interconexión de todos los sistemas para un mejor funcionamiento de las aplicaciones del negocio. En este sentido, también es preciso que los sistemas All Flash permitan un fácil escalado de la capacidad disponible.

El segundo requisito concierne a la administración de los datos. Los nuevos sistemas deben incluir tecnologías que mejoren la eficiencia del almacenamiento online, como sistemas de compresión, deduplicación, aprovisionamiento, reconocimiento de patrones, minimización de procesos de escritura, creación de imágenes incrementales y replicación de uso eficiente del espacio. Todo ello gestionado de forma que no incremente la latencia ni afecte a aspectos como la calidad del servicio, el cifrado, la administración multiusuario eficiente y el análisis predictivo basado en la nube.

El tercer requisito básico para la correcta integración de las nuevas tecnologías de almacenamiento tiene que ver con la arquitectura de los sistemas. Esta debería estar diseñada desde cero para los sistemas flash, optimizando al máximo los flujos de datos y gestionando bien ciertos procesos que pueden ralentizar los sistemas, como la recolección de basura. Para ello la clave es implementar la tecnología NVMe como núcleo de los sistemas y redes de almacenamiento, lo que permite superar las barreras de latencia impuestas por el protocolo SCSI. Además, es vital que estos sistemas estén preparados para la implementación de futuras tecnologías de memoria.

El cuarto requisito es proporcionar una plataforma de gestión sencilla, con una interface fácil de usar y que permita una gestión integral de todos los sistemas. También debe permitir la integración a través de APIs y aprovechar el análisis predictivo basado en la nube para identificar y resolver un porcentaje alto de eventos y escenarios que hasta ahora debían hacerse de forma manual.

Los principales fabricantes de sistemas de almacenamiento All Flash trabajan en estas líneas de acción para proporcionar a sus clientes plataformas que cumplan con estos requisitos, facilitando la transición hacia el almacenamiento de estado sólido a todos los niveles. Por ahora, como demuestran las cifras proporcionadas por IDC, en España son los centros de datos quienes más están adoptando el almacenamiento SSD de nueva generación. Pero los expertos opinan que las empresas pronto iniciarán esta transición para actualizar sus propias instalaciones.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.