Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La justicia alemana desestima el caso de vigilancia de datos del BND

  • Noticias y Actualidad

Francfort

DE-CIX, el operador del centro de intercambio de Internet más grande del mundo, presentó una demanda contra el servicio de inteligencia alemán por el espionaje masivo de las comunicaciones que iban a su centro de datos en Frankfurt, pero el caso ha sido desestimado por la justicia.

El Tribunal Administrativo Federal de Alemania ha destinado el caso presentado contra el BND por el operador del centro de intercambio de datos más grande del mundo, el DE-CIX alemán. El caso se basaba en que esta entidad, dependiente de la Asociación ecológica de la Industria de Internet, se mostró disconforme con la política de vigilancia del Servicio Nacional de Inteligencia de Alemania, el BND (Bundesnachrichtendienst), y reclamaba que la vigilancia masiva de sus comunicaciones incluía los datos de ciudadanos alemanes desde 2009, una práctica que iría en contra de la prohibición del Tribunal Constitucional sobre la minería de datos generalizada, que limita la capacidad de recopilación al 20%. Según afirman, esta agencia había instalado prismas en Y en los cables de fibra óptica que llevaban a su centro de datos de Frankfurt, duplicando el tráfico y copiando la información en sus propios centros de datos. Teniendo en cuenta los antecedentes del BND, que entre 2004 y 2008 cedió todos sus datos de vigilancia a la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA), el operador alemán quiso someter esta práctica a la ley y presentó esta demanda en los tribunales del país.

Pero el Tribunal Federal de Alemania, encargado del litigio, ha dictaminado que DE-CIX no podía citar el artículo 10 de la Ley Básica Alemana, que garantiza la privacidad de las comunicaciones, porque la empresa no se vio directamente afectada por las operaciones del BND. Además, declaró que la legalidad de la vigilancia llevada a cabo por el Servicio de Inteligencia es un asunto federal que no les concierne. Por su parte, el operador DE-CIX dijo en un comunicado que “la gerencia de DE-CIX no es responsable de las violaciones [legales] que resultan del tapping de las señales de comunicaciones nacionales de Alemania por parte del BND en el intercambio de Internet en Frakfurt”. Pero continúa afirmando que esta práctica viola la ley que prohíbe la interceptación de los datos de los ciudadanos, ya que no se ha podido verificar que los filtros que utiliza esta agencia para descartar la información de los alemanes supere el 95% de efectividad de sus versiones anteriores. Por ello, aunque las autoridades no permiten la apelación de este fallo, DE-CIX dice que llevará su caso al Tribunal Constitucional.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.