Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Simple, elástica, flexible y rentable, requisitos de la cloud privada

  • Noticias y Actualidad

cloud pyme camino

Los sistemas alrededor de los cuales se desea construir una nube privada deben tener cualidades similares a los de la nube pública. Es decir, deben ser de tipo siempre en marcha (always on), elástico, masivamente escalable, con capacidad multitenant, programable y fácil de usar.

El almacenamiento de objetos con REST API nativa de la nube, redundancia, escalabilidad bajo demanda y coste de almacenamiento reducido, resulta el modelo ideal para guardar datos sin estructurar en la nube, especialmente para afrontar el explosivo crecimiento de datos derivado del Big Data y el Internet de las Cosas. Para desplegar un almacenamiento de objetos con escala de petabytes se necesitan equipos de almacenamiento que sean sencillos, elásticos y rentables, de manera que se pueda repetir la instalación, mantenimiento y sustitución de los nodos de almacenamiento a través de toda la nube privada. Justo las cualidades que ofrece la gama NetApp StorageGRID Webscale SG5700 Series que ofrece los bloques necesarios para construir un centro de datos de la siguiente generación.

Precisamente la serie SG5700 facilita el crecimiento de la nube privada bajo demanda: de una a miles de aplicaciones, desde terabytes a petabytes, de millones a miles de millones de grupos de datos, de una región a 16 regiones, y todo ello conectado dentro de un espacio de nombre (namespace) global. Cada módulo es un nodo que se ofrece en dos formatos físicos. Uno, con altura 2U, el SG5712 de 12 discos, y otro en 4U, el SG5760 con hasta 60 discos, lo que permite capacidades que van desde 48 Terabytes a los 720 Terabytes. Al unirlos, los nodos forman un clúster distribuido que protege los objetos, los metadatos de los usuarios y los metadatos del sistema. De forma que, cuando se añade un nodo se amplía a la vez la capacidad de datos, la de metadatos y las prestaciones, lo cual facilita un escalado masivo. A diferencia de otras arquitecturas Scale-out, no se penaliza al tener en reserva cierta capacidad de almacenamiento, o margen de rendimiento cuando se añaden nodos, ya que el StorageGRID Webscale de NetApp no fuerza un rebalanceo masivo de los datos almacenados.

Otra de las cualidades de esta gama es que se puede consolidar archivo de datos fríos sobre un ultradenso SG5760 en los centros de datos y proporcionar acceso directo y almacenamiento temporal en los sitios más pequeños con el SG5712. Se tiene incluso la posibilidad de mezclar y emparejar diferentes modelos, capacidades y generaciones de dispositivos, o incluso nodos sólo software, junto con almacenamiento de terceras partes, todo bajo el mismo espacio de nombre global. En cuanto a elasticidad, esta gama está preparada para hacer frente a eventos comunes de fallos de forma automatizada. Por ejemplo, si se pierde un disco, el SG5700 reconstruye los fragmentos perdidos de datos usando otros discos del nodo. Como la reconstrucción ocurre dentro del array y emplea el ancho de banda combinado de varios discos, la velocidad de recuperación es el doble de rápida comparada RAID 6 de alta densidad (por ejemplo 8 TB o 10 TB) con un sistema de discos NL-SAS (near-line). Como resultado, se podrá sobrevivir al fallo de múltiples discos en varios nodos, sin comprometer la disponibilidad o durabilidad de los datos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestro colaborador NetApp.