Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La cinta ha muerto, viva la cinta

  • Noticias y Actualidad

tendencias tecnologia

El almacenamiento en cinta fue introducido alrededor de 1952, lo que hace que se trate de un "antiguo" mecanismo de almacenamiento, con más de 66 años de existencia. Durante los últimos 30 años se indica en algún informe que la cinta magnética va a desaparecer, pero ahí sigue desde entonces.

 

Hay varios motivos para que la cinta se resista a su extinción, a pesar de que ha evolucionado muy por detrás de otras tecnologías de almacenamiento. En cuanto a capacidad, la cinta ha logrado mantener un ritmo algo similar a la de los discos duros, de manera que hoy en día pueden encontrarse cartuchos LTO con 12 TB de capacidad nativa, que suben a 30 TB con una compresión media de datos de 2,5:1.

La cinta de tipo LTO-8 tiene una densidad de unos 9 Gbpsi (giga-bits per square inch, Giga Bytes por pulgada cuadrada). Y una tasa de transferencia de unos 300 MB/s. Pero ya en 2015 un par de fabricantes de primera línea demostraron cómo el uso de una cinta BaFe (Bario-Ferrita) podía alcanza hasta 123 Gbpsi, cifra que aumentó en 2017 a 201 Gbpsi. Lo que permite llegar hasta 330 TB de capacidad nativa, sin comprimir, en un cartucho LTO. Por lo tanto, el formato de tipo LTO todavía será adecuado durante algún tiempo más, ya que proporciona un soporte de bajo coste para tareas de copias de seguridad y archivo, de forma segura y con larga vida útil y, no menos importante, sin necesidad de consumo de energía para mantener los datos.

La hoja de ruta de los cartuchos LTO ha sido recientemente extendido dos generaciones más, hasta LTO-12. Este formato soportará unos 192 TB de datos sin comprimir como capacidad nativa. Con las nuevas generaciones de cartuchos LTO que están siendo introducidos cada aproximadamente tres años, LTO-12 debería estar disponible sobre 2029. Mientras tanto, intentará mantenerse a la par del almacenamiento en disco. Así, durante la próxima década los soportes HDD alcanzarán capacidades de unos 40 TB. Por su parte, y gracias a sus propios avances en cuanto a capacidad, LTO proporcionará el coste más bajo para el almacenamiento, con cintas de alrededor de unos 100 TB disponible para 2020.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.