Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Evitando la pérdida de datos en la nube

  • Noticias y Actualidad

preocupados por la nube

Con la misma facilidad con que almacenamos los datos en nuestro equipo, se pueden perder, ya sea en el equipo o incluso en la nube. De correos a documentos, la pérdida de datos ocurre casi a diario en todas las empresas.

Hay varias causas para ello, que, según un estudio de NetApp, organizadas en orden decreciente son: 47% debido a borrado por el propio usuario, 17% por amenazas internas, 13% por ataques de ransomware (secuestro o cifrado de la información), un 7% debido a administradores deshonestos, y, finalmente, otro 7% por problemas de sincronización, debidos principalmente a aplicaciones de terceras partes. Sea cual sea la causa, todos los afectados muestran su preocupación por lograr poner a salvo su información. Una de las maneras de lograrlo es usar un software de copia de seguridad. A ser posible que prevenga cualquiera de las causas anteriormente citadas. Con la solución Cloud Control de NetApp, se logra evitar esta pérdida, ya sea debida a un borrado indebido, pérdida de datos causada por una aplicación SaaS (Software-As-A-Service), un error humano, un compañero malicioso o un hacker externo.

La protección de Cloud Control, aplicable a entornos Exchange Online, SharePoint Online, OneDrive for Business, o grupos Office 365 es notablemente sencilla de aplicar. El proceso de configuración se resuelve en apenas media docena de pasos. En principio sólo hace falta registrarse en el servicio que se desea salvaguardar. Opcionalmente, se puede emplear el mecanismo SSO, Single Sign On, de NetApp para activar la cuenta. Cloud Control es un servicio totalmente orquestado, diseñado para satisfacer las necesidades de los clientes. Como hay que garantizar la identidad de cada usuario, el único punto básico es disponer de permisos de acceso y de administración sobre los datos fuente.

La serie de servicios a emplear son sencillos de usar, ya que NetApp Cloud Control dispone tanto de una versión registrada, de pago, como una gratuita de prueba de 30 días. Con la segunda se logra verificar la operativa, sin necesidad de desembolso inicial. Luego, sólo hay que determinar el destino de la copia de seguridad, que puede ser tanto un sistema on-premise como en la nube. Una de las opciones de la copia de seguridad es la de usar almacenamiento Amazon S3, al igual que almacenamiento local.

Finalmente, sólo hay que revisar el resumen de ajustes, ya que desde la última pantalla se tiene acceso a la información básica, así como la posibilidad de modificar cualquiera de los ajustes realizados. Así que, básicamente, el proceso de configuración se completa en menos de tres minutos. Tras lo cual tenemos listo el servicio sin ninguna acción específica del usuario. Con lo que se trata de una solución de tipo “configurar y olvidarse”.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestro colaborador NetApp.