Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El almacenamiento masivo MAID, Masive Array of Idle Disks

  • Noticias y Actualidad

almacenamiento datos

Entre los múltiples tipos diseñados para guardar información, es poco conocido el sistema denominado MAID, Masive Array of Idle Disks, Array Masivo de Discos Inactivos, una tecnología de almacenamiento en la cual sólo hay unas pocas unidades de disco en estado activo, es decir girando y consumiendo energía, en un momento dado, dentro de un conjunto más grande de discos.

 Esta tecnología se enfoca en reducir el consumo de energía, así como en prolongar la vida útil de las unidades de disco. Un sistema MAID puede estar construido con centenares, o incluso millares, de unidades de discos duros convencionales, con lo que ofrece un coste por Terabyte para almacenamiento masivo equivalente a la cinta, hasta el punto de que considera una alternativa a las librerías de cinta de alto volumen.

Entre las limitaciones de MAID cabe citar que su velocidad de respuesta es mucho más lenta que el almacenamiento en línea, dado que los discos deben ponerse en marcha y hay que esperar a que alcancen su velocidad de rotación para estar preparados para su lectura, con lo que su respuesta en cuanto a latencia en notablemente peor que un almacenamiento en línea. Como contrapartida, y con un adecuado control de energía de cada disco individualmente, se puede lograr unas prestaciones aceptables a la vez que un notable ahorro en el consumo. Con una apropiada estrategia en cuanto a conexión de los discos, se alcanzan rendimientos similares a un sistema RAID siempre activo, mientras que se consume apenas 1/15 de la energía que ese mismo RAID necesita.

Un sistema MAID se crea generalmente a base de discos de bajo coste, usualmente unidades SATA (Serial Advanced Technology Attachment) convencionales, aunque tienen un tiempo medio entre fallos, MTBF (Mean Time Between Failure) más corto que los discos duros de alta gama que se usan para el almacenamiento en línea. Para evitar que la información esté en un disco duro que va a fallar, se implementa en el MAID un mecanismo de comprobación, de manera que cada disco es analizado periódicamente. Si se detectan signos de que el disco puede fallar en breve, los datos son transferidos a otros discos. Un Sistema MAID tiene una densidad de almacenamiento mucho mayor que un RAID de igual coste. Adicionalmente, la reducción en el consume de energía conlleva menos exigencia de refrigeración, con el consiguiente ahorro añadido.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.