Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Tendencias que impactarán en el mercado de almacenamiento

  • Noticias y Actualidad

servidor_almacenamiento_1

Cloud, Internet de las Cosas o las distintas regulaciones gubernamentales son algunas tendencias que cambiarán en la forma en la que se guardan los datos y que pueden tener efecto en el mercado de almacenamiento, según se deduce de diferentes estudios.

Cloud será una de las tecnologías que más impacto puede tener, y llegará un momento en el que el almacenamiento en la nube tenga precios de productos básicos como pueden ser los de otros bienes como la electricidad o el gas. En 2020, según diferentes estudios, la cantidad de datos almacenados se habrá multiplicado por 50 en una sola década, lo que hará que se necesiten soluciones estandarizadas y a un coste que pueda ser rentable para las compañías, por lo que algunos expertos creen que el precio de los servicios cloud de almacenamiento tendrá que bajar.

Las nuevas regulaciones sobre el gobierno de los datos que entrarán en vigor en 2018 implican cambios en la cómo y dónde se almacenan los datos, y podrían impulsar también el uso de cloud para almacenar. GDPR, el nuevo reglamento europeo que está a punto de empezar a aplicarse, trae nuevas obligaciones a las empresas en un intento de proteger los datos de los ciudadanos europeos, y es sólo uno de ellos.

Internet de las Cosas también tiene que estar en el punto de mira de las empresas como tecnología que generará multitud de datos, que tendrán que ser almacenados de alguna forma para realizar análisis en el futuro. En sus tendencias de 2018, la mayoría de los proveedores de tecnología sostenían que a partir de este año daremos pasos gigantescos para incorporar inteligencia casi instantánea en ciudades, organizaciones, hogares y vehículos, que vendrá impulsada por IoT. Por tanto, habrá que pensar cómo impactarán todos esos datos en las infraestructuras de TI de las compañías.

El vídeo es, por volumen, el mayor tipo de datos que existe en Internet. Ahora bien, el sector de medios y entretenimiento ha almacenado mucho contenido de vídeo en cintas, que está guardado en espacios físicos y no se están monetizando. Algunos expertos señalan que este sector y otros en circunstancias similares procederán a ‘reactivar’ esos contenidos para generar nuevas fuentes de ingresos, para lo que será necesario también nueva capacidad de almacenamiento.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.